Peinados a la lucha

La imagen que hoy en dia prevalece sobre los vikingos es la de una horda de bárbaros poco aseados, con largas matas de pelo y barbas enmarañadas, semblante al paraíso de los piojos, las pulgas y pequeños pájaros. Y estos bárbaros sólo dedicaban su tiempo a viajes de ocio y negocio, matando y rapiñando por toda Europa o en su defecto festejando a lo grande.

Nada mas lejos de la realidad. Y hoy en día, cientificos de la Universidad de Cambridge intentan rebatir estos estereotipos, como se está haciendo actualmente a grupos de niños en los colegios. Estos científicos e investigadores dan una imagen mucho más acorde con la verdad sobre quién fueron estos hombres salvajes del norte que dominaron gran parte de inglaterra entre los siglos IX y XI y que, por ende, son los ancestros de muchos británicos hoy en dia.

Y cómo no, la verdad siempre supera la ficción. Se sabe que los vikingos no solamente se bañaban cada sábado y se cambiaban con regularidad la ropa, sino que se peinaban a diario. Hecho que les convirtió en objeto de muchas burlas y mofas sobre todo de sus vecinos. Aún en el medievo el cronista John of Wallingfort se quejaba que los daneses eran demasiado limpios. Y para los ya cristianizados anglosajones tanta limpieza era un signo de vanidad y, por ello, pecado.

De hecho hasta hoy en día el sábado en islandés se llama “laugadagur” que se traduce como 'día del baño'. Hasta en las sagas y leyendas de los vikingos encontramos, como en el relato sobre la muerte del dios Balder, una anotación que nos cuenta como su hermano Vali, recién nacido, sin haberse lavado ni peinado, vengó la muerte del dios. Por lo que se puede deducir que este hecho era tan insólito que era digno de mención.

Muchas expediciones arqueológicas corroboran estos hechos, y por ese motivo, se han encontrado palillos para la limpieza dental o varitas para mantener las orejas limpias y, claro está, peines de variopintos materiales y en elevadas cantidades.

Artículo original de Angelika Franz, publicado en 2009 por Spiegel Online, traducido y complementado por Iarnsaxe.