Valores éticos de Fuaran na Mimir

La comunidad de Fuaran na Mimir se rige bajo los conceptos morales celtas y Asatrú que se traducen en lo siguientes puntos:


1. El honor y dignidad,
No es un concepto estrictamente personal. Este concepto engloba a todas las personas de la propia comunidad o clan. Hay que respetar y cuidar tanto el honor y la dignidad de los demás como la de uno mismo. El honor trasciende la esfera personal y pasa a ser una cuestión casi religiosa.

2. La lealtad, Viene después del honor porque cualquier juramento de lealtad se acaba donde se exige una acción que implique dañar la dignidad de uno mismo o de otra persona. Lealtad es siempre una obligación reciproca, que otorga a todos los mismos derechos y obligaciones.


3. La honestidad y el ser digno de confianza,
que también implica la verdad, y no se trata tanto de decir la verdad a cualquier precio, sino en reconocer la verdad de las cosas y en la honradez de afrontarla ya que esto implica ser una persona digna de confianza.

4. El valor,afrontar la vida y sus adversidades, pero también el valor de defender sus propios valores.


5. La coherencia y juzgar bien
, se refleja en la observación de los hechos, conocer sus causas, para que las cuestiones personales no interfieren en el buen juicio, pero también implica hacer lo que la situación o los hecho requieren.

6. Responsabilidad y autosuficiencia ser consciente y por lo tanto responsable de los deberes de uno mismo para con los demás. También depender de nadie y lograr tus metas por propia fuerza, a la sociedad solo se exige la igualdad de oportunidades. Aunque la solidaridad dentro de la comunidad no se considera ayuda de fuera sino es parte del concepto de la autosuficiencia.

7. Hospitalidad y generosidad, literalmente sería “calidez, Amistad” – aceptación y apertura a los demás, compartir de forma equitativa. La hospitalidad tanto en las creencias Keltoi como Ásatrú es sagrada, acoger a tu invitado, nutrirlo, pero también protegerlo es una sagrada obligación. Compartir con otros, acoger amablemente a extraños y proteger a los perseguidos son parte de esta ética.


8. Aptitud, disciplina, aplicación y perseverancia,
son virtudes de índole practica que ayudan no solo a afrontar la vida sino también son parte de la calve para cumplir satisfactoriamente estas reglas eticas.