La llamada: canto a los elfos

 

El pueblo se oculta en el rio,
en el mar,
en el agua roja,
en el agua blanca.
Se oculta en todo lo que fluye.

El pueblo se esconde entre los arboles,
en el aleteo de la libelula,
en el berreo del ciervo,
en la dura piedra.
Se esconde en todo lo que siente y piensa

El pueblo se esconde en los ojos,
en las manos,
en la sangre de los hombres y mujeres de esta tierra.

Ocultos en cada rincon de los mundos,